Baltimore al desnudo

"Me ha mordido!"

Me ha mordido!!!
Qué esperabas que hiciera un hada?
Película “Dentro del Laberinto”.

Chloe

Bueno, allá vamos, Fort Carroll, catorce mil metros cuadrados de isla artificial abandonada en medio del río Patapsco. Subidos en una zodiac, mas bien apretujados como sardinas en lata, y cubiertos por un manto de invisibilidad, cortesía de Oliver, recorrimos cinco kilómetros río abajo, evitando las patrulleras de los guardacostas, hasta llegar al fuerte… la isla, bueno, lo que sea.


Tiene un pequeño embarcadero y cuando digo pequeño es realmente pequeño, vamos, un pedazo de hormigón suficiente para amarrar y acceder a tierra firme. Os he dicho cuanto odio el agua? No, no, no hagas el chiste, me lavo con regularidad, pero las masas enormes de agua me ponen los pelos de punta, literalmente.


Una vez lejos del agua el terreno ya es mas de mi gusto, árboles, arbustos, hierbajos, una delicia, me entran ganas de transformarme en gato y perderme un rato por aquí, habrá caza?


Cerca del embarcadero en un pequeño claro adornado con guirnaldas de flores y farolillos de colores nos encontramos con hadas!!!! Son tan hermosas como me imaginaba. Estaban bailando y parecían pasárselo muy bien. Quise acercarme, pero Uriel me lo impidió Quieres bailar con ellas hasta que mueras? No sé muy bien lo que quiso decir, pero no me dejó marchar, me sentí tan triste que me dieron ganas de llorar. Seguimos adentrándonos en la espesura. Créeme, no parecía tan espesa desde fuera. Me transformé en gato para poder caminar mejor.
La luz del día desaparecía poco a poco y una especie de fosforescencia verdosa parecía iluminar levemente toda la fronda. Llegamos hasta una zona un poco, pero solo un poco, mas despejada y allí sobre una roca estaba sentada la criatura mas hermosa que jamás hubiera visto. Si las hadas del claro me parecieron hermosas ésta era sin duda una reina entre ellas. Antes de que nadie pudiera reaccionar corrí hacia ella y de un salto me subí a su regazo.
No nos dijo su nombre, pero emanaba un gran poder y sabía rascarme entre las orejas como a mi me gusta!!!!


Al parece el Sonrisas no le era desconocido, aunque las hadas lo llaman la Hiena. Habían avisado a todas las hadas de la Corte de Verano para que volvieran a su hogar y así evitar a la Hiena. No son tan guays como pensaba, pues tenían la intención de engañar y conducir a sus hermanas de la Corte de Invierno tan cerca de la Hiena como su seguridad se lo permitiera. Hay que tener mala entraña!!!


No despertamos mucha simpatía en las hadas. Dijo que no le importaba lo que la Hiena hiciera con los humanos, pero de todos modos, vete tu a saber por qué, nos dijo como podríamos acabar con ese monstruo.


La explicación no me quedó muy clara, sus palabras sonaban de forma rara, como los acertijos. Que si la tercera forma es vulnerable, que si cuando sienta su aliento en la nuca y la persona que esté frente a ti mire por encima de tu hombro, mas allá de tu persona… que narices quiere decir?


Nos fuimos de allí en cuanto desapareció. Pop! y yo estaba sobre una dura roca, no mas caricias ni mimos, boh!


Camino de vuelta todos se pusieron a hablar excitadamente sobre el camino de baldosas amarillas mirando el cielo sobre la ciudad. No entiendo que tenía que ver el Mago de Oz en todo esto.
Una vez en tierra la cosa se fue de madre. Cada uno quería ir a un sito.


Uriel recibió una llamada y nos condujo a un apartamento que apestaba a sangre, puaj! Aquel sitio lleno de cadáveres y sangre era repugnante, no pude evitarlo y vomité en el rellano. Jack estaba muy cabreado, quería saber como Uriel se había enterado de aquello, pero Uriel no quería decirle nada y Jack lo amenazó con arrestarlo.
Uy, uy, uy, se estaba poniendo fea la cosa. Le dije a Jack que no fuera nazi y me llamó estúpida. Caray, si que estaba de mal humor! Supongo que como acababa de recuperar su placa quería hacer las cosas bien, JA! Si acabábamos de estar en una propiedad privada sin permiso!!! Creo que los últimos éxitos en su carrera se le han subido a la cabeza y se cree con autoridad para incluso amenazarnos!!! Bueno, vale, si, seguramente tenga la autoridad, pero, dónde ha quedado el compañerismo? Es que ya no confía en nosotros? Vale que Uriel suelta un leve tufillo, pero en algún momento de nuestras aventuras acordamos de forma tácita confiar en los otros. Cómo no vamos a confiar? Nos cubrimos la espalda unos a otros!!! Ahora Jack está enfadado con Uriel y conmigo. Si estuviera en forma de gato, mis orejas y mis bigotes estarían la mar de mustios, sigh!


No me encontraba muy bien, o me hubiera ido de allí. El caminar por las calles era una tortura. Como si unas fuerzas invisibles nos fueran empujando para conducirnos a un destino que no querríamos alcanzar. Magos en acción y…, aquellas fuerzas nos empujaban a través de la zona mas chunga de la ciudad en dirección al Hospital Mercy Mender.


Esta vez fue inevitable separarnos. Oliver y Uriel se fueron al Hospital. Yo me quedé con Raines, me parecía que bajar a las alcantarillas era la opción menos peligrosa.


Raines es un encanto, jijiji! Nos explicó que allí abajo habían pintado un especie de símbolos en un idioma que era una variante del etrusco. Si, bueno, no me preguntes, no tengo idea de que es un etrusco. El caso es que las pintadas actuaban como imanes y eso hacía que la gente inconscientemente caminara por donde los imanes les marcaban.
Bueno, nosotros también podemos hacer pintadas, así que venga, un montón de sprays y al tajo!!!

CHLOE WAS HERE
CATS AND KITTYS RULZ
URIEL LOVES FANGS
JCK MSLY LOVES HANNA MONTANA
GREGORY SUCKS


Era la mejor parte del día, me estaba divirtiendo de lo lindo. Entonces va y aparece otro con la pituitaria estropeada y… entonces entendí lo que la Señora Hada nos había dicho.


Sentí que había alguien detrás de mi y no porque al vagabundo se le salieran los ojos de las órbitas mientras miraba un punto mas allá por encima de mi hombro. Podía sentir su aliento en mi nuca y un aura casi palpable de maldad y anticipación en mi espalda que me produjo un escalofrío. Quería volverme, pero estaba tan aterrorizada que no podía moverme. Solo podía desear con todas mis fuerzas que Uriel estuviera allí. Estaba hiperventilando y comencé a temblar violentamente.


Cierro los ojos un momento y consigo inspirar profundamente el apestoso aroma de aguas residuales de la alcantarilla, me transformo en puma y rápidamente me vuelvo atacando con mis garras a quien quiera que estaba detrás de mi. Creo que era otro vagabundo, que cae con el pecho desgarrado y se hunde en la inmundicia. Pero entonces vemos a la Hiena, esa es su tercera forma. Inesperadamente aparece Uriel, que sin pensar le lanza su espada y… falla!!!! Rugiendo de rabia me lanzo sobre la Hiena pero esquiva mis garras y me golpea! El mundo a mi alrededor estalla en milloooooones de estrellitas moradas y doradas. No puedo respirar, no puedo respirar, no puedo respirar…
Cuando finalmente consigo meter algo de aire en mis pulmones es como si un un martillo gigante me golpeara en el pecho. No puedo ver, todo está oscuro, no oigo nada excepto un zumbido que va bajando de tono mientras todas las sensaciones se van amortiguando…
Cuando abro los ojos es para ver a Raines y a Uriel huyendo.
Me levanto y vuelvo a la carga, pero es inútil, no le hago daño. Cuando veo que se prepara para atacarme me preparo para ese que seguramente será el último golpe. Gregory se interpone y para la mayor parte del golpe. La rabia me ciega! Si los pumas lloraran, siento un dolor en el pecho, pero no es por la herida.
Me lanzo de nuevo al ataque y de nuevo nada. Gregory sigue parando los golpes dirigidos a mi, uno mas y estoy acabada. Él lo sabe y en un estúpido gesto se quita el colgante y me lo pone a mi. Ahora es visible para la Hiena, ahora es vulnerable y recibe un golpe devastador.
Estoy desesperada, no sé que hacer, será seguro darle la espalda para echar a correr? Tengo que llevarme a Greg. Oh, dioses, oh, dioses, que hago?
Mi indecisión no afecta a mi instinto animal y ataco de nuevo, esta vez mis garras dan en el blanco pero el daño es irrisorio. No puedo, no puedo hacerle nada!!! Y va a por Greg. Lo agarro como puedo y me lo llevo de allí.
La Hiena parece un poco desconcertada después de mi último ataque que no vio venir y está tratando de cazar al ser invisible que le ha golpeado. Se hincha y expande como una nube de cuchillas que rasgan la zona donde estábamos. Eso me da tiempo a huir. Lejos, muy lejos del lugar salgo por una de las bocas de alcantarillado.
Me siento débil, dolorida y rota. Greg está inconsciente y en un estado muy lamentable.
Han huido.
Se fueron.
Me dejaron a mi suerte.
Mis amigos.
Solo tengo ganas de acurrucarme y llorar. Llorar y olvidar. Tengo frio, estoy desnuda y mojada, cubierta de mierda y no quiero saber que mas. Greg a penas respira, sangra, aunque no tanto como cabría esperarse por sus heridas. Tengo que moverme. Tengo que ir a un hospital. Odio los hospitales, pero no me queda mas remedio. Necesito un hospital, ambos lo necesitamos.

Se fueron!
Me han abandonado!
Me acurruco junto a Greg y dejo que las lágrimas salgan libremente.
Huyeron!
No les importo!
No le importo a nadie… miro el rostro de Greg, bueno, a alguien le importo.
Todo se vuelve oscuro. Hace frío, mucho frío… tanto frío…

La Historia de Chloe

No se muy bien como llegamos alli. Estábamos en Druid Hill Park, junto al lago de los Druidas, en Earl King Hill. Greg no se movía, no respiraba, estaba muy frío. Me acerqué al Lago y me lavé las heridas, cogí agua con mis manos para lavar a Greg y cuando me di la vuelta me quedé de piedra. Greg brillaba y flotaba a escasos centímetros del suelo, no era magia, no estaba soñando. Cientos de criaturas parecidas a mariposas con cuerpo humano lo sujetaban y se lo estaban llevando. Seguí la pequeña comitiva alrededor de la colina, dimos tres vueltas en sentido contrario a las agujas de reloj. A cada vuelta el mundo se iba desdibujando, los sonidos se amortiguaban y una bruma se levantaba amortajando la colina. En la tercera vuelta apareció una gruta en la colina. No, no era una gruta, era una puerta, una entrada que antes no estaba allí. Dos hadas de tamaño humano salieron al encuentro de los pequeñines y tomaron a Greg en sus brazos. Se adentraron en la colina y cuando me disponía a seguirles uno de ellos me impidió el paso.

No puedes ir mas allá.
Miré con desesperación al que se llevaba a Greg Pero… él… Greg… Mis ojos se llenaron de lágrimas, pero no sabía que decir Por favor, por favor…
Déjalo ir, está mas allá de tus cuidados, ahora está en casa.
Puso una mano sobre mis ojos y mi mente se nubló, mis rodillas se doblaron y caí en la inconsciencia. Cuando desperté amanecía, estaba en mi forma de gato y el colgante permanecía en mi cuello, adaptado a mi tamaño. Mi parte humana dormitaba en el fondo de la mente del gato que estaba al mando ahora. Caminando silenciosamente, esquivando los peligros habituales de la ciudad llegué a Mont Vernon, frente a una casa que reconocí vagamente. Entonces mi mente se arrebujó entre los pliegues del olvido y dejó a Chloe, la gatita al mando.

Una gata de largo pelo negro se metió en la casa y se paró frente al humano que había en la cocina, restregándose contra sus piernas y maullando suave e insistentemente, reclamando comida y atención.

Oye! Pero tu quién eres? la voz sonaba entre divertida y asombrada, no parecía enfadado. Tienes hambre, eh? El muchacho llenó un tazón y lo puso en el suelo, Chloe se lanzó hambrienta sobre la leche. Despacio, es todo tuyo, nadie te lo va a quitar
El muchacho se agachó junto al animalito y con cuidado de no asustarlo comenzó a acariciarle el suave pelaje. Te has mojado? Quieres que te… Oh, Dios mio, estás herido! Se lavó la mano manchada de sangre y regresó con una toalla. Vamos, te llevaré al veterinario, tengo un transportín en alguna parte, pero no tenemos tiempo que perder

Comments

Mu chulo :)

"Me ha mordido!"
 

gracias

"Me ha mordido!"
simaehl simaehl

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.